Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Paúl Miguel Ortega González - El golf es una inversión en salud - Good-Golf-Club-for-Seniors.jpg

El golf es una inversión en salud

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Nov 04, 2020

Golf es salud

   El golf es un deporte que cuenta con alrededor de 300.000 federados en España y se que se practica en nuestro país desde 1891, cuando se fundó el primer club, el «Las Palmas Golf Club». Desde entonces, el deporte del golf ha crecido en nuestro país y a día de hoy existen más de 400 campos en los que la gente puede practicar este deporte. En otros países europeos te puedes encontrar muchos más campos: casi 2.000 en Reino Unido, más de 500 en Francia y más de 400 en Suecia.

   Tradicionalmente, el golf ha sido considerado un deporte caro y propio de unos pocos privilegiados con acceso a los clubes. Nada más lejos de la realidad hoy en día, siendo el golf un deporte abierto a todo el mundo y muy asequible de practicar, gracias a las instalaciones abiertas para todos los públicos en diferentes zonas de España, tanto públicas como privadas.

Practicar golf es invertir en salud

   Practicar deporte es algo que todos los médicos recomiendan a las personas para mantenerse con un bien tomo de forma y tener buena salud. El golf es un deporte ideal para la mayoría de la gente, ya que exige un esfuerzo moderado y constante, sin picos de intensidad. Para qué te hagas una idea, una ronda de 18 hoyos para un golfista medio supone golpear la bola entre 80 y 100 veces y caminar aproximadamente 9-10 kilómetros sobre un terreno irregular (con cuestas, humedad,…). No está nada mal, si se piensa que el golf de puede practicar solo o en compañía de cualquier persona. Basta jugar con alguien que ofrezca una buena conversación para que la partida resulte de lo más agradable y permita desconectar del día a día, dejando el estrés aparcado ya en el primer hoyo.

   Además de salud, el golf tiene una importante componente de educación porque cuenta con unas estrictas reglas que regulan el juego y dicen cómo hay que proceder en cada situación que se puede presentar en el recorrido. Una de las lecciones que aprenden la mayoría de los golfistas es la de que no hay mayor placer que contar los golpes tal y como indican las reglas, independientemente de que al final salga un resultado global afortunado o no. Siempre queda la satisfacción de haberlo hecho bien.

0 comentarios

Agrega un comentario